¿Padeces presentiasis?

¿Padeces presentiasis?

Por Miguel Ángel Guisado

¿Te parece descabellado que cada día, en el mundo, tengan lugar más de 30 millones de presentaciones? ¿Puedes creer que un 90% de ellas sea un rotundo fracaso desde el punto de vista de la comunicación? ¿Has calculado qué ingente cantidad de dinero se despilfarra diariamente por esta causa? Son datos de vértigo. Pero echemos un vistazo más detallado al panorama…

Al conocido fenómeno de la reunionitis empresarial se ha sumado en los últimos años el de la presentiasis, a veces en su maligna variedad de hipertrófica. El análisis de esta moderna dolencia en el mundo de la empresa ha sacado a la luz diversas causas, entre las que sobresalen dos en particular, estrechamente interrelacionadas entre sí: la falta de formación y el PowerPoint.

Ahora bien, si un amigo torpe te propina un pelotazo involuntario jugando al fútbol…¿significa esto que el balón sea un instrumento creado para hacerte daño? Pues eso es lo que nos pasa: el Powerpoint y nuestra puesta en escena no son letales per se, pero las convertimos en armas de adormecimiento masivo.

La cosas es que las habilidades de comunicación cayeron, un buen día, en el saco de las capacidades innatas: se tienen o no se tienen. Pero hay que desterrar la inexactitud de ese mito y contemplar las dotes comunicativas como una de las habilidades transferibles, esto es, enseñables. Hay pocas personas, muy pocas, que hayan nacido con el don de hacer presentaciones de empresa espectaculares. La mayoría necesitamos aprenderlo. Buena cosa.

Miguel Ángel Guisado en una de sus clases magistrales

Miguel Ángel Guisado en una de sus clases magistrales. Foto: Lidia Benitez

Lo positivo que tiene un buen diagnóstico de la presentiasis (por cierto, muy contagiosa por el extendido virus del siempre-se-ha-hecho-así), es que es tratable y curable, cualquiera que sea su grado de evolución. Eso sí, como siempre, cuanto antes se actúe, mejor será. La parte negativa en el proceso de restauración de la salud comunicativa de la empresa es que, sin la voluntad del paciente, la cura no será posible.

Y esa sanación, nada milagrosa -porque conlleva un importante esfuerzo- pasa por intervenir directamente en el ADN de la empresa y de cada uno de sus trabajadores. La A por Actuación; la D por Diseño; la N por Narrativa. Pero ¡ojo!, ninguno de estos tres componentes será la panacea por sí solo: necesitamos una triple inyección simultáneamente. Así pues, ¿en qué consiste cada uno de ellos?

La actuación significa salir del área de confort y asumir la verdadera trascendencia de una presentación en la empresa y todo lo que se puede conseguir con ella. Hay que interpretar el significado y alcance de los datos expuestos, hay que darlos masticados y fácilmente comprensibles…y eso requiere controlar desde el lenguaje no verbal hasta la gestión de los recursos vocales. Probablemente sea la medicina más difícil de administrar, porque es la que requiere mayor voluntad…y fe.

El diseño se cura con una gragea más digerible, porque se hace en la mesa de trabajo: desde aprender a estructurar los mensajes en función de un objetivo determinado, hasta simplificar la información proyectada sin renunciar a la precisión y sin eludir compromisos. Simple no significa simplicismo. Da Vinci dijo que la simplicidad es la mayor sofisticación.

Y en cuanto a la narrativa, nombre genérico del afamado Storytelling, es comprender que es -y ha sido- el instrumento más poderoso de transmisión de la información desde que andamos sobre dos piernas, porque facilita la comprensión y la asimilación del mensaje, porque nos hace capaces de repetirlo y divulgarlo. Posiblemente la narrativa también necesite un suero de compleja dosificación, enfrentado a la dureza de las venas que produce la excesiva formalidad del directivo de hoy.

Moraleja: cambia tu ADN y elimina esa presentiasis hipertrófica que mina la salud de tu empresa. Ten voluntad para hacerlo y fe en los resultados. Ya me dirás si valió la pena.

Miguel Ángel Guisado es profesor y asesor de comunicación directiva y Knowmad

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>